Vehículos en doble fila, un peligro evitable en los colegios - Familyescool

01 Mar Vehículos en doble fila, un peligro evitable en los colegios

Los vehículos en doble fila y atascos conforman un escenario habitual en las inmediaciones de los colegios de toda España. En horas punta, los centros escolares resultan inaccesibles, lo que pone en riesgo la seguridad de todos los usuarios. Como consecuencia, cada año se registra una cifra elevada de atropellos en estas zonas provocados en parte por el incumplimiento de las normas de seguridad. En 2014, el 32% de los menores que resultaron atropellados las habían infringido.

La aglomeración de vehículos en doble fila a las puertas de los colegios genera un problema diario para los adultos y niños que transitan por la zona. Fruto de una conducción irresponsable, muchos usuarios llevan una velocidad excesiva a causa de las prisas o aparcan en doble fila reduciendo la visibilidad para los peatones, que se ven obligados a cruzar por lugares poco seguros. Además, provoca que los niños que salen de los vehículos mal aparcados riesgo de atropello.

También alumnos que llegan en otros medios como el transporte escolar y en transporte público sufren las consecuencias del atasco debido a que muchos conductores aparcan sus vehículos en doble fila ocupando el carril bus. Como solución a los atascos, algunas ciudades envían patrullas policiales para controlar los accesos, pero esta medida no ha conseguido poner fin al problema.

Soluciones al alcance de todos

La educación vial es la solución prioritaria que se plantea para hacer un uso responsable de las zonas escolares. Además de los programas y actividades que se imparte en los colegios, las familias también deben hacer hincapié en enseñarla en la rutina familiar.

Los padres y madres deben tomar conciencia a la hora de llevar a los niños para que aprendan estos hábitos responsables de seguridad vial. Aparcar en zonas habilitadas y seguras y enseñar a cruzar por los pasos de peatones, son el ejemplo que deben transmitir a diario a los más pequeños.

Para reducir el número de vehículos en doble fila en el entorno escolar, las familias pueden compartir coche para ir al colegio, opción que promueve desplazamientos más sostenibles al ocupar más plazas del vehículo. Familyescool, a través de su plataforma para viajes compartidos permite a los padres y madres hacer turnos con otras familias para llevar a sus hijos al centro escolar. Una iniciativa de economía colaborativa para las familias que contribuye a reducir los atascos en las inmediaciones de los colegios y mejorar la seguridad de padres y alumnos.

Volver a noticias



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando aceptará nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies