Practica la regla de los cuatro regalos para acertar con los niños esta Navidad - Familyescool

05 Dic Practica la regla de los cuatro regalos para acertar con los niños esta Navidad

Entramos en una época del año con mucha oferta de juguetes para regalar a los pequeños, nos bombardean con anuncios y catálogos por todas partes, así que es importante detenerse a escoger un regalo que brinde mucho más que diversión a los más pequeños. Además, debemos tener en cuenta que el exceso de regalos no es bueno para los niños, los sobre estimula y reduce su nivel de tolerancia a la frustración (creen que obtienen todo lo que piden), pudiendo contribuir a un sentimiento de insatisfacción.

Si no te gusta que tus hijos reciban una avalancha de juguetes por Navidad y prefieres algo más útil y modesto, prueba a poner en práctica la regla de los cuatro regalos. Puede ser una buena manera de poner algo de sensatez a tanto regalo de Navidad.

Por un lado, la idea es limitar la cantidad a un máximo de cuatro regalos. Y por el otro, por el uso que se les da a los regalos, que no tienen por qué ser juguetes. Demasiados juguetes restan ilusión y desvirtúan el verdadero sentido de la Navidad.

  1. Regálales algo para usar

Los niños crecen muy rápido y necesitan renovar el armario con frecuencia. Aunque recibir una prenda, unas zapatillas o una bufanda tal vez a algunos no les hace demasiada gracia, puede convertirse en un regalo ilusionante si elegís lo que más les gusta.

  1. Algo para leer

Tanto para cumpleaños como para navidades, con un libro siempre aciertas. Los libros les abren la puerta a la fantasía y a un mundo ilimitado de posibilidades. Sin duda, les enriquecen más que un juguete.

  1. Algo que deseen

Los niños tienen la ilusión de recibir todo lo que han pedido en sus cartas, pero es importante ser medidos en este punto. Hacerlos que elijan uno, el que más desean, les ayudará a ser más selectivos.

  1. Algo que necesiten

Los niños están acostumbrados a que papá y mamá les compren todo lo que necesitan para su día a día. Incluir algunos de estos artículos en sus cartas para Papá Noel o los Reyes Magos es una buena manera de enseñarles a valorar esas pequeñas cosas.

Además, como en los regalos de Navidad suelen participar abuelos, tíos, primos o amigos de la familia, puedes seguir una serie de consejos para no tirar por tierra todo este trabajo, a la hora de regalarles las cosas justas y deseadas.

  • Hagamos sugerencias a la familia. No dejemos que los regalos lleguen descontrolados. Podemos sugerir lo que pensamos que a nuestros hijos más le gustaría o les puede ser más beneficioso o útil.
  • Si el niño recibe un regalo “inesperado” que pensamos que no es adecuado, lo mejor es hacerlo saber educadamente e intentar que lo cambien por otro.
  • Los regalos para ir un día al cine, al circo, al zoo o cualquier actividad que les resulte interesante pueden sustituir perfectamente a los regalos convencionales que llegan en avalancha y que pronto acabarán en un rincón.

Si al final de todo llega entre el 25 de diciembre y el 6 de enero, podemos tratar de apartar unos cuantos regalos para más adelante. Los niños disfrutarán más los que ahora tienen, y se llevarán una sorpresa en otro momento.

Volver a noticias



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando aceptará nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies